magdalenas de limón y chocolate sin lácteos

Magdalenas de limón y chocolate negro

Print Friendly

Llevaba varias semanas sin hacer bizcochos y ayer me dio el impulso pastelero gracias a una novela. El caso es que siempre ando con un par de libros encima, suelo compaginar géneros diferentes, y uno de los que he leído esta semana ha sido una novela ligera sobre una pastelería londinense. Era lógico que leyendo una historia que incluye una receta de pastel por capítulo me entraran ganas de hacer magdalenas al terminarlo, ¿no? La pena es que no he podido utilizar ninguna de las recetas porque rebosan mantequilla por todas partes y ya sabéis que los lácteos son mi kriptonita. Pero eso no fue obstáculo para que encendiese el horno, me pusiese el delantal y preparase una de mis recetas favoritas de magdalenas: de cítricos con chocolate. Esa combinación no falla nunca. En apenas media hora, gracias a una tableta de chocolate negro, un limón, zumo de naranja, jengibre y los ingredientes básicos de un bizcocho, toda la casa tenía un aroma… :)

Aquí os dejo la receta, sin gota de lácteos ni grasas raras, que se lee cada cosa por ahí…

Magdalenas de limón y chocolate sin lácteos

  • Raciones: salen 9 magdalenas hermosas
  • Tiempo de preparación: 30 minutos
  • Dificultad: fácil. Para cocinillas que tengan ganas de un bocado dulce, esponjoso y muy ligero. Ah, y que sepan usar un rallador.

Ingredientes

  • 4 claras de huevo a punto de nieve
  • 2 yemas (sin yemas también queda bien)
  • 80 g de panela o azúcar moreno
  • 60 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 110 g de zumo de naranja
  • 2 cucharaditas de levadura
  • 165 g de harina
  • 1/2 cucharadita de sal
  • la ralladura de un limón grande
  • 1 cucharada de jengibre fresco rallado
  • 100 g de chocolate negro rallado (o en trozos pequeños)

Instrucciones

  1. Precalentar el horno a 200 º C.
  2. Poner las claras a punto de nieve y reservar.
  3. Batir las yemas con el azúcar hasta que estén cremosas.
  4. Añadir el aceite de oliva, el zumo y mezclar hasta que esté integrado.
  5. Mezclar la harina tamizada con la levadura y la sal. Añadir a la mezcla líquida y batir hasta que no queden grumos.
  6. Echar el jengibre y la ralladura de limón. Remover.
  7. Incorporar las claras a punto de nieve poco a poco e ir removiendo para integrarlas. (Lo de poco a poco va en serio, si lo mezcláis a lo bestia os arriesgáis a que el bizcocho no quede esponjoso). Ha de quedar una masa homogénea.
  8. Por último, añadir el chocolate y distribuirlo de forma uniforme.
  9. Verter la masa en los moldes.
  10. Hornear durante 15-20 minutos a 200 º C.

Notas

  • Si no podéis hacer zumo de naranja natural, podéis utilizar zumo envasado natural, es decir, que no tenga azúcar añadido.
  • Si tenéis problemas de colesterol (o simplemente no os gustan), podéis eliminar las yemas. He probado a hacer esta receta sin yemas y sale bien. En los supermercados venden unos botes de claras de huevo pasteurizadas que dan buen resultado.
  • Se puede utilizar azúcar blanco en vez de panela o azúcar moreno.