Nigiris Taberna Hokuto

Taberna Hokuto, A Coruña

Print Friendly

Si me habéis leído alguna vez, sabréis que soy coruñesa y hago gala de ello. Lo que todavía no había comentado, creo, es que soy de un barrio muy especial, del barrio de Monte Alto. Para los que no conozcáis A Coruña, os diré que está junto a la Torre de Hércules, rodeado de Atlántico, en una pequeña zona rocosa (vamos, en un monte alto :P) y a 10 minutos andando de la calle Real (o sea, del centro).

«¿A qué viene todo esto?» os preguntaréis. Pues a que, desde hace varios años, no sólo los que somos de Monte Alto pensamos que es el mejor barrio del mundo, sino que lo han descubierto el resto de los mortales coruñeses y han empezado a abrir restaurantes y locales por allí, como la Taberna Hokuto.

Hay otros restaurantes japoneses en Coruña, pero Taberna Hokuto es otra historia. Carlos, el chef y dueño del local, dice humildemente «esto es una casa de comidas» y uno de los encantos de este pequeño local es precisamente ése, que te sientes como en casa. Está alejado de la pompa y las doscientas-mil-invitaciones-promoción que hacen otros locales en las redes sociales. Ya sólo por eso, Hokuto es un local único y, si me lo permitís, auténtico. Carlos Pérez, coruñés de toda la vida, se marchó fuera (como hemos tenido que hacer muchos, snif) para formarse, trabajar y, tras pasar por las cocinas de restaurantes tan prestigiosos como Kabuki (Madrid) y encargarse de la barra de sushi en Casa Marcelo, ha vuelto a Coruña para quedarse.

El local es pequeño, apenas tiene 4 mesas y 8 o 9 puestos en la barra. Carlos está detrás de la barra y es una gozada verlo preparar los platos (sobre todo los nigiris). Si habéis visto el documental Jiro dreams of sushi sabréis a qué me refiero. (Y si no lo habéis visto, ya estás tardando).

La carta es pequeña y, aunque sabíamos más o menos lo que queríamos probar, nos dejamos aconsejar por Carlos y, tras hacernos un par de preguntas sobre nuestros gustos, nos fue trayendo los platos del menú que nos había confeccionado.

Navajas con toque cítrico: espectaculares.

Navajas Hokuto

Bonito con tomate, sashimi de bonito, que se deshacía en la boca, con una salsa de tomate fresco, cebollino, soja… delicioso, aunque para mí le faltaba un toque de fuerza.

Hokuto bonito con tomate

Ollomol asado con limón: muy tierno y sabroso.

Hokuto ollomol

La «burguer cangreburguer», con un cangrejo de caparazón blando entero (softshell crab) muy crujiente y pan bao bun: es uno de los platos que tienen más éxito, pero a mí me decepcionó un poco. La combinación de texturas es estupenda, pero le falta sabor, un toque de salsa potente. Es ideal para aquellos a los que no les guste demasiado el sushi o los sabores orientales fuertes; no es para mí.

Hokuto cangreburguer

Luego vino EL PLATO, con mayúsculas: el atún picante. Uf, salivo sólo de volver a pensar en él. Había probado atún rojo picante, pero éste ha sido el mejor, sin duda, que he probado nunca. Cuando vuelva me pediré una ración doble de este plato sólo para mí (no comparto, sorry!). Brutal. Además, el arroz —que como todos los amantes de la cocina japonesa sabéis es una de las claves de un buen plato de sushi— estaba delicioso: en su punto de cocción y de sabor. Me habría tomado un plato sólo de aquel arroz.

Hokuto atún picante

Nigiri de salmonete asado: para tomarse cuatro o cinco. Puro sabor. Mi favorito de la noche junto con el atún picante (¡ñam!).

Hokuto nigiri salmonete asado

Nigiri de xurelo con tomate de colgar. Muy rico aunque el tomate no me aportó demasiado; para mi gusto con el jurel y el aliño con el que lo sirven es suficiente.

Hokuto nigiri xurelo

Rematamos el menú con el postre: torrija. Muy rica, sin lácteos (¡bien!) y con un delicioso sabor a naranja. Yo no soy una persona de postres, pero volvería (volveré ;) ) a tomar éste de buen grado.

Hokuto torrija

En definitiva, es un auténtico lujo tener una taberna japonesa como ésta en el barrio. No es barato (unos 40€ por persona), pero la calidad de esta cocina tiene ese precio. Así que ya sabéis, si vais a Coruña y os gusta la comida japonesa, dad un paseo por Monte Alto. Saludáis a la Torre de Hércules, le hacéis una visita al Aquarium Finisterrae o a la Domus, bajáis un rato a la playa de Matadero a catar el Atlántico… y luego os dais un pequeño homenaje gastronómico en Hokuto.

Gracias, Carlos, por volver a casa. :)

Hokuto Carlos

Taberna Hokuto: Rúa Campo de Artillería, 5. 15002 A Coruña
Teléfono: 981 90 11 30