Gazpacho casero: sano, ligero y para todos los gustos

Print Friendly, PDF & Email

Hola a todos, ¿qué tal ha ido la semanita? La nuestra – como habréis visto – llena de ensaladas ligeras y nutritivas para que la vuelta a la rutina sea más fácil.

Lo que no os hemos dicho – ¡ay, qué cabeza la nuestra! – es que llevamos toda la semana tomando gazpacho de telonero de nuestras ensaladas. ¿Hay algo mejor para combatir el calor que un buen gazpacho casero fresquito? Pues no, no lo hay.

En verano hacemos gazpacho casi todas las semanas -siempre que el precio de los tomates lo permita, claro- y, además de degustarlo como plato previo a nuestras ensaladas, se suele convertir en una de nuestras cenas favoritas.

Gazpacho

Tiempo de preparación:
Dificultad: fácil. Para cocinillas que tengan una batidora de vaso potente.

Ingredients

  • 6 tomates maduros de tamaño medio
  • 1/3 pimiento rojo grande
  • 1/2 pepino (opcional)
  • 1/4 cebolla blanca dulce (si es muy ácida vuestro gazpacho será ‘lacrimógeno’)
  • 2 dientes de ajo
  • 1 trozo de pan (del tamaño de un panecillo individual)
  • 4 o 5 hojas de albahaca fresca (opcional)
  • 1 cucharadita de cominos molidos (opcional)
  • 1/4 cup=60ml aceite de oliva virgen extra
  • 1/8 cup = 30ml vinagre de manzana + vinagre balsámico (mitad y mitad aproximadamente)
  • 1 cucharadita de sal
  • 1,5 cups = 375ml agua (si os gusta más ligero le podéis echar hasta 500ml o más)

Instrucciones

  1. Lavar las hortalizas, pelar el pepino, la cebolla y el ajo, y despepitar el pimiento. Trocearlo todo.
  2. Echar todos los ingredientes en la batidora y triturar todo hasta que quede totalmente uniforme y cremoso.
  3. Probar para rectificar, si es necesario, de sal, aceite y/o vinagre.
  4. Para que no quede ninguna pepita ni rastro de piel, colarlo utilizando un colador metálico cónico (o pasarlo por uno tipo chino).
  5. Echar en un recipiente hermético y meter en el frigorífico (el gazpacho caliente no es gazpacho).

Notas

Los tomates más utilizados son los tomates pera maduros. Sin embargo, si encontrais tomates tigre o similar a buen precio, no dudéis en echarle unos cuantos; quedará mucho más cremoso.
Hay varias formas de servir el gazpacho: se puede servir con trocitos de hortalizas (pimiento, tomate, pepino, cebolla…) por encima, al gusto del comensal; se puede servir con trocitos de jamón ibérico picado, huevo duro picado…(aunque suele ser más común en el salmorejo); en casa nos gusta más al natural, es decir, sin ninguna parafernalia y bien fresquito. Está tan rico que no necesita adorno ninguno.