Pan de molde

Print Friendly, PDF & Email

Una de nuestras grandes pasiones es, sin duda alguna, el pan. Un buen trozo de pan, con su miga tierna y jugosa, con su corteza crujiente… es simplemente irresistible. También nos gustan otras variedades de pan, con la miga más apretada —como el pa de pagès o el pan alemán— con poca miga, panes rellenos, dulces, salados… Vamos, que nos gusta el pan en casi todas sus variedades. Cada vez que alguien me dice aquello de «pan con pan…» suelo responder «doble placer». 😉

Cuando vivía en Coruña jamás me planteé hacer mi propio pan; cada día podía comprar un pan delicioso, jugoso incluso dos o tres días después. Sin embargo, desde que no vivo allí me he llevado tantos chascos con el pan que hace años decidí meterme en harina y aprender a hacerlo en casa. He hecho varios cursos (¡y espero hacer más!) y me han enseñado a preparar masa madre para hacer pan al estilo más tradicional; también he aprendido a hacer panes con levadura de panadería; a hacer panes rápidos; a ser creativo…  Aún no he aprendido a preparar mi pan favorito: la rosca o bolla que suelo comer en Galicia. Aunque dudo que el clima seco madrileño sea muy favorable para el pan coruñés, no pierdo la esperanza.

El pan que he preparado esta semana es un básico, un pan de molde blanco que sirve para cualquier ocasión. Es muy fácil de preparar y he utilizado ingredientes que se encuentran en cualquier mercado o supermercado de barrio. Es un pan al que podéis añadirle semillas, aceitunas, queso, ajo… si queréis darle un toque diferente.

Pan de molde fácil

Raciones: 6-8

Preparación: 2 horas 10 min

Cocción: 40 min

Dificultad: fácil

Ingredientes

500 g de harina blanca de trigo

300 ml de agua tibia

30 g de levadura fresca prensada

10 g de sal

10 g de azúcar moreno o miel

Instrucciones

1. Disolver la levadura y la miel (o azúcar) en el agua tibia.

2. En un bol grande, mezclar la sal con la harina, hacer un hueco en el centro y añadir el agua con la mezcla de levadura y miel.

3. Amasar durante 10 minutos, tapar con un film y dejar reposar la masa durante 1 hora a temperatura ambiente (idealmente a unos 20-25 º C).

4. Sacar la masa —que debería haber crecido notablemente— del bol. Si vais a hacer panes de ración, habéis de dividirla y bolear cada trozo individualmente. Si vais a hacer una pan entero, sólo tenéis que bolear la masa completa. Nosotros la dividimos en tres trozos —que, como veis, no quedaron del todo iguales—.

5. Dar forma a la masa y colocar en el molde que irá al horno. Espolvorear con un poco de harina la parte superior y tapar con un trapo húmedo. Dejar reposar 30 min a temperatura ambiente.

6. Precalentar el horno a 160 º C.

7. Hornear el pan durante 30-40 min a 160 º C hasta que esté dorado por el exterior.

Notas

En lugar de levadura de panadería fresca utilicé 7 g de levadura de panadería deshidratada, que podéis encontrar en sobres en cualquier supermercado (yo utilicé la de Lidl). Quedó estupendo. 

Pan de molde