pastelitos de coliflor

Pastelitos de coliflor con especias

Print Friendly, PDF & Email

Honestidad ante todo: ni siquiera había pensado en compartir esta receta, fue un pequeño experimento para aprovechar un poco de coliflor que tenía en la nevera. Quedó TAN rico que apunté los ingredientes y decidí hacerle una foto con el móvil, así, de cualquier manera, y aquí tenéis el resultado. Ya sé que habrá mil fotos de pastelitos más bonitas por ahí, buscad una, miradla un rato y luego volved a buscar mi receta. 😛

¿Ya estáis de vuelta? Bien, pues os sigo contando. Como me quedaba media coliflor en la nevera y me apetecía hacer algo diferente, me acordé de una receta de dahl vadas  que probé en mi viaje a Bangalore. Eran unos pastelitos muy especiados hechos con lentejas (dahl), muy parecidos a nuestras croquetas, que se tomaban como aperitivo. El único problema es que no me apasionan las frituras, así que decidí preparar la misma receta con coliflor en vez de lentejas y hacerla al horno. Obviamente, los pastelitos no quedan tan crujientes, pero os aseguro que están deliciosos y son muchísimo más ligeros.

El punto de especias lo podéis rebajar. A mí me gusta mucho el picante y soy fiel amante del ajo y del jengibre, pero en esta receta he sido bastante comedida, así que podéis seguir las cantidades sin problema, en serio.

Aviso para padres, abuelos, tíos y demás familia: es una manera fabulosa de que los niños coman coliflor, pero no os olvidéis de eliminar el picante y reducir un poco el punto de especias, si no están acostumbrados.

Se pueden tomar así solos, pero en casa hemos probado a acompañarlos con una mahonesa ligera y quedan ¡de vicio!

Prometo que volveré a hacer estos pastelitos y sacarles una foto más mona. 😀

Pastelitos de coliflor con especias

  •  Raciones: 4
  •  Tiempo de preparación: 30 minutos
  •  Dificultad:  fácil. Para cocinillas que tengan una trituradora potente y no sean muy amantes de las frituras.

Ingredientes

  • 300 gramos de coliflor (cruda, lavada)
  • 3 dientes de ajo
  • 1 cucharadita de comino molido
  • 1/4 cucharadita de cúrcuma
  • 40 gramos de almendras crudas
  • 30 gramos de perejil fresco (con cilantro o cebollino queda aún mejor)
  • 1 cucharadita de jengibre fresco rallado
  • 1 cucharadita colmada de copos de chile (o Pimentón de la Vera picante)
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharada de tahini (pasta de sésamo)
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra

Instrucciones

  1. Precalentar el horno a 250 º C
  2. Echar todos los ingredientes en el triturador, robot de cocina o lo que tengáis en casa. Si no tenéis ningún aparatejo, podéis rallar la coliflor, utilizar almendra cruda molida y mezclar todos los ingredientes en un bol. Es muy fácil.
  3. Colocar una hoja de papel parafinado sobre la bandeja de horno.
  4. Hacer unas bolas como si fueran albóndigas y ponerlas en la bandeja. Aplastarlas ligeramente con la mano para que queden unos pastelitos planos.
  5. Pintar con aceite de oliva cada pastelito y hornear 15 minutos a 250 º C hasta que estén ligeramente dorados. No os olvidéis de poner el gril para que se hagan por arriba. Si no tenéis, tendréis que darles la vuelta a media cocción.

 Notas

  •  Si sois amantes de las frituras, en lugar de hacer estos pastelitos, podéis freír la masa en pequeñas bolas tipo croqueta. Es recomendable enharinarlas o empanarlas ligeramente antes de freírlas. Pero no sé cómo quedará mejor porque nunca las he preparado así con coliflor. La receta con lentejas sí que la he preparado y no es necesario empanarlas ni enharinarlas.