quiche de espinacas

Quiche de espinacas y piñones (sin lácteos)

Print Friendly, PDF & Email

La receta que os traigo hoy es una de las básicas que tengo siempre en la recámara para esas semanas en las que sé que no voy a tener tiempo (o ganas) de hacer nada. Descubrí los quiches cuando era estudiante y en época de exámenes no cocinaba otra cosa. Eran ideales: apenas tenía que batir huevos, mezclar con las verduras, extender la masa, añadirlo todo, meter en el horno y listo. Me llevaba los apuntes a la cocina para estudiar mientras se horneaba —tenía un horno de butano y si no lo controlaba, aquello podía chamuscarse con muchísima facilidad—. Además, con un quiche comía 3 o 4 días (dependía de la dificultad de los exámenes).  Qué tiempos aquellos: tiempos de quiches y apuntes de lengua y literatura. 🙂

Aunque ahora estoy al otro lado del aula, cuando llega el fin de curso vuelvo a hacer quiches; no es por nostalgia, sino, al igual que antes, por falta de tiempo. Eso sí, ahora en vez de los apuntes me llevo los exámenes y trabajos a la mesa de la cocina. ¿Y por qué os cuento todo esto? Primero, porque me apetece 😛 y, segundo, para hacer hincapié en lo fácil y socorrido que es este plato. Se recalienta muy bien, también se puede tomar frío si tenéis mucha prisa, y se mantiene decente varios días. Mi receta favorita es ésta, con espinacas, piñones,  cebolla y guindilla picante. Como todas mis recetas, no lleva lácteos, pero los que no tengáis problemas podéis echarle queso, si os apetece. Es un plato que acepta casi todo. ¿Os he convencido ya para preparar quiches? 😉

Quiche de espinacas y piñones (sin lácteos)

  • Raciones: 4
  • Tiempo de preparación: 40 minutos
  • Dificultad:  fácil. Para cocinillas que tengan poco tiempo y necesiten preparar comida para un par de días.

Ingredientes

  • 1 paquete de masa brisa lista para utilizar (de las que vienen enrolladas)
  • 400 g de espinacas frescas o congeladas
  • aceite de oliva, sal y pimienta
  • 3 cucharadas de piñones
  • 1 cebolla
  • 4 dientes de ajo
  • 2 guindillas frescas picantes (opcional)
  • 3 huevos grandes (o 4 medianos)

Instrucciones

  1. Precalentar el horno a 200 º C.
  2. Extender la masa en un molde redondo. Pincharla con un tenedor para que no suba.
  3. Si las espinacas son congeladas, descongelarlas en el microondas o hervirlas 5 minutos en una cacerola con agua. Es mejor hacerlo en el microondas porque es más rápido y así evitaréis tener que escurrirlas muy muy bien. Si queda agua en las espinacas, el quiche puede no cuajar bien.
  4. En una sartén grande o en un wok, tostar ligeramente los piñones (sin aceite ni nada). Reservar.
  5. Picar la cebolla, las guindillas y los ajos. Saltearlo todo con un par de cucharadas de aceite en la misma sartén. Añadir los piñones, las espinacas y mezclarlo todo bien.
  6. Batir los huevos en un recipiente grande. Añadir el salteado de verduras y mezclar ligeramente.
  7. Echar el relleno en el molde y extenderlo bien para que quede uniforme.
  8. Hornear unos 30 minutos a 200 º C. (Pinchadlo con un palillo metálico para ver si está hecho por dentro)

quiche de espinadas pasos

Notas

  • En vez de espinacas podéis utilizar acelgas, grelos o cualquier otra verdura de hoja verde.
  • Le podéis añadir zanahorias, calabacín, pimiento… cualquier verdura u hortaliza que os guste y que no tenga demasiada agua (tomates no, por ejemplo).
  • Si no sois muy de verde, también lo podéis hacer con jamón, chorizo, queso, atún… es muy versátil.

quiche de espinacas

2 respuestas a "Quiche de espinacas y piñones (sin lácteos)"

  1. Isabel
    Isabel 4 años antes .Responder

    Uhm qué buena idea ahora que estoy de exámenes! Una pregunta, como queda la quiche con hojaldre?

    • Marta BocaDos
      Marta BocaDos 4 años antes .Responder

      ¡Hola, Isabel!
      Con hojaldre no queda demasiado bien porque la masa es más quebradiza y no soporta bien el relleno. El hojaldre va bien cuando el relleno es bastante sólido (jamón y queso, por ejemplo). Por eso, tanto para tartas con cremas o mucha fruta como para quiches es mejor usar masa brisa (también llamada masa quebrada). Es muy fácil de encontrar en los supermercados, suele estar en las zonas refrigeradas al lado de las pizzas. 🙂 Ya me contarás qué tal te queda si lo haces.
      ¡Saludos!