Sobre BocaDos

¿De qué va este blog?

De cocina, comida, recetas, cursos y talleres, visitas a restaurantes y algún viaje que otro, todo desde una perspectiva muy personal. Eso es lo que vas a encontrar por aquí. Me gusta cocinar y comer, en ese orden. De pequeña comía poco, pero me encantaba ayudar a mi abuela y a mis padres en la cocina, supongo que de ahí me vienen las prioridades. Cuando me independicé descubrí que me encantaba cocinar y, desde entonces, siempre he sido la cocinillas del grupo: la que prueba cosas nuevas, la que se va de viaje y vuelve con la maleta llena de especias, la que lee sobre alimentos y sus propiedades, la que quiere probar sitios nuevos, la que siempre quiere ir a visitar mercados… Empecé el blog para compartir con mis padres lo que iba comiendo (ya sabéis, como respuesta a la pregunta «¿estás comiendo bien?») y poco a poco le fui cogiendo el gustillo. Vi que era una estupenda vía de desconexión de mi día a día y, al mismo tiempo, una forma fabulosa de conectar con mis orígenes, recuperar recuerdos familiares, experiencias, viajes… El tono es muy personal y honesto. O sea, si os recomiendo algo, es porque lo he probado, me gusta y a mí me funciona. Si algo no me gusta, prefiero no hablar de ello en el blog.

¿Qué recetas vas a encontrar aquí?

En primer lugar, recetas originales. Todo lo que publico lo escribo y fotografío yo. No soy fotógrafa, así que no esperes encontrar composiciones megafabulosas ni megacuquis. Intento que las fotos queden atractivas, por supuesto, pero me interesa más contar cosas y contarlas bien que mostrarte veinte planos de una magdalena. Eso sí, te aseguro que la magdalena está rica, porque sólo publico las recetas que he probado y que me gustan o han gustado en casa.

En segundo lugar, recetas sin lácteos y sin lactosa. Tengo intolerancia a la lactosa y me sientan muy mal todos los lácteos y la mayoría de las grasas animales, por lo que tengo que mirar con lupa las etiquetas de casi todos los productos. Vivir con esas restricciones en España es una pesadilla, incluso en una ciudad grande, te lo aseguro. Es rara la receta que no tengo que modificar para adaptarla a mi dieta –parece mentira que en la tierra del aceite de oliva casi todo lleve mantequilla o nata–. Así que si no tienes problemas con los lácteos, puedes sustituir la leche vegetal o el aceite de oliva por el producto animal que más te guste, aunque te aseguro que mi receta está deliciosa. 😀

En tercer lugar, recetas con poco azúcar. No me gusta demasiado el dulce y, además de eso, soy consciente de los efectos negativos del azúcar en la dieta. Así que mis recetas tienen el dulce justo para estar sabrosas. Siempre podéis añadirle más, claro.

¿Qué no vas a encontrar en BocaDos?

Recetas de otros, notas de prensa, recomendaciones-por-peloteo o copipegas. Tampoco vas a encontrar recetas «gordis», tartas con una tonelada de azúcar, colorantes artificiales, carnes con mucha grasa o productos del estilo.

¿Quién está detrás de BocaDos?

Aquí detrás está Marta, una cocinera aficionada que nunca cocina sola. Nunca. De ahí el lema Nobody cooks alone y que muchas veces escriba en primera persona del plural. Creo que la cocina es una actividad compartida. A lo largo de mi vida, he vivido muchos años sola y jamás me he sentido sola en la cocina. Ya sea porque pensamos en alguien cuando preparamos una receta, porque cocinamos en compañía de nuestra pareja, amigos/as, familia o para ellos/as; ya sea porque alguien nos recomendó un ingrediente (en un libro, en la radio, en la tele, por teléfono, en el trabajo, en el mercado…) o porque alguien está pensando en nosotros mientras cocinamos, el caso es que nadie cocina solo. Así lo veo yo. Por eso el blog se llama BocaDos, porque siempre hay un «dos» que acompaña a ese primer bocado.

¿Quieres colaborar con BocaDos? 

Si tienes alguna sugerencia, quieres que pruebe algún producto, que cocine algún plato, que asista a un taller de cocina, que visite algún lugar y cuente mi experiencia, escríbeme un correo y hablamos. Siempre estoy abierta a aprender y a escuchar nuevas propuestas. Te garantizo que, sea lo que sea, daré mi opinión más sincera. 🙂